Pensamientos

domingo, 30 de noviembre de 2014

Evaluaciones I

τρέχει ταχέως ὁ χρόνος... Parece que hace nada que empezábamos el curso y ya estamos de evaluaciones.

Empezamos esta semana evaluando a los estudiantes de Cultura Clásica:


Como cada año hemos trabajado algunos mitos, zarpando con Europa desde Fenicia a Creta, luego por tierras griegas, invitados a la boda de Tetis y Peleo, hemos seguido a Paris buscando a Helena hasta llegar a Troya. Hemos conocido a los dioses y algunos héroes, hemos empezado a practicar la Plaza de los dioses para ser monitores en los Ludi Saguntini.



Seguimos usando diarios virtuales, este año individuales. Publicar después de cada clase se ha convertido en costumbre para algunos, aunque a otros les cuesta mucho esa reflexión. Seguiremos insistiendo, me parece que es una buena tarea detenerse a reflexionar en voz alta y para los demás poder acceder a esas reflexiones.

El temario cambia poco cada año, pero tenemos la fortuna de que cada curso se convierte en un nuevo trayecto lleno de sorpresas, de alegrías, de emociones distintas. El grupo de este año tiene dos sectores muy diferenciados: los que no hay forma de sacarlos de clase (entusiastas, motivados, curiosos, trabajadores) y los que no acaban de llegar del todo (silenciosos, impasibles, inertes). A ver si conseguimos que los primeros contagien a los segundos, aunque sea poco a poco.

Sobre los resultados, nada nuevo: buenas notas para los que han entrado en el juego de participar y aprender, malas notas para los que han decidido que eso no va con ellos. Aunque estoy convencida de que dentro de unos meses esos resultados serán solo un recuerdo y podremos hablar como en otras ocasiones de los excelentes resultados de los estudiantes de 3º.

Mañana comienza la inscripción para el concurso Odisea y este año va de amor, así que con mucho cariño viajaremos en esa travesía en la que se van a enrolar por vez primera muchos y audaces navegantes: Extremadura, Andalucía, Rioja junto a los ya expertos desde Galicia, Catalunya, Aragón, Valladolid y, por supuesto, el resto de la Comunidad Valenciana. Mucha suerte a todos, la aventura nos está esperando.